02 febrero 2010

Falta de concientización: El tabaco sigue ganando


Argentina. Buenos Aires

Fuente: http://www.eldebate.com.ar/despliegue.php?idnoticia=28128

En los últimos días el director del Programa Nacional de Control de Tabaco, indicó que en el país mueren 40.000 personas al año por males vinculados al tabaco. Sin embargo en Zárate a los fumadores parece no importarle este tipo de noticias, y aseguran que “el vicio es más fuerte y puede más”.
Cada año mueren en Argentina más de 40.000 personas por enfermedades relacionadas con el tabaco como la que sufrió el cantante Sandro en los últimos días y, aunque baja el número de fumadores, el 16% de las muertes en mayores de 35 años se debe a complicaciones con el cigarrillo, dijo este miércoles el director del Programa Nacional de Control de Tabaco, Mario Virgolini.
"Si bien hay un descenso del porcentaje de fumadores en los registros oficiales de los últimos años, el 16% del total de las muertes de personas mayores de 35 años se deben a enfermedades relacionadas con el cigarrillo como afecciones cardiovasculares, cáncer y complicaciones respiratorias”, señaló Virgolini.
El funcionario precisó que "cada día mueren al menos 110 personas a causa del cigarrillo; si hacemos el cálculo, son 40 mil muertes anuales, que son 40 mil Sandros desconocidos que padecen este tipo de problemas”.
Sin embargo, en nuestra ciudad estos índices parecen no preocupar a los fumadores, ya que en un relevamiento hecho por EL DEBATE, ninguno de los consultados acerca de los males del cigarrillo, dice tener intenciones de dejar este vicio.
“Mira ya estoy grande, quiero estar tranquilo y el cigarrillo es lo único que me da esa tranquilidad. La verdad que si son interesantes los datos que informan, pero yo no puedo dejar el cigarrillo, la verdad que me hace falta, lo necesito. El vicio es más fuerte que yo y la verdad que puede más, a mí por lo menos me puede”, aseguró Ricardo Segura vecino de 63 años, ferviente fumador compulsivo según lo que nos indicó.
Por otro lado, Marta Veglio indicó que “la verdad que no puedo dejar de fumar, me gusta, lo disfruto. Se que me hace mal, pero de igual manera no tengo intenciones de dejarlo. Lo que si me genera rechazo es que sigan aumentando los cigarrillos de la forma que lo están haciendo. Todos los días te aumentan una moneda más, la verdad que es increíble.
Lo único creo yo, que puede dejar de hacerme fumar es que los cigarrillos se vayan por las nubes, más de lo que están. Ahí si no tendré otra alternativa, pero mientras pueda sostener el vicio voy a seguir fumando”, señaló sobre los aumentos constantes en los precios, por parte de las tabacaleras.
Cabe destacar que el director del Programa Nacional de Control de Tabaco, Mario Virgolini, sostuvo que para evitar que las cifras sigan en aumento "es fundamental seguir trabajando en la promoción de ambientes libres de humo que desencadenan el cese del tabaquismo o la disminución de fumadores”.
Hasta ahora "ya existen diez provincias con legislación en este sentido” dijo y agregó que "el tabaco no sólo daña la salud de las personas que fuman, sino también la de los que los rodean, además de que el humo se propaga y permanece en el ambiente mucho tiempo después de que se apaga el cigarrillo”.
El Programa de la cartera sanitaria nacional incentiva la creación de ambientes libres de tabaco en todo el país porque considera que los sistemas de ventilación actuales son ineficaces para disminuir las sustancias tóxicas presentes en el humo.
También busca reducir los efectos del tabaquismo pasivo en la salud en ambientes laborales, municipios, escuelas, bares y restaurantes 10 % libres de humo.
Sin embargo en la ciudad hay pocos lugares que tienen ambientes libres de humo, en los que la gente que no fuma, puede concurrir para no tener que soportar el humo del resto de la sociedad fumadora.
Por otro lado, desde el municipio tendrían que tomar cartas en el asunto para poder comenzar a erradicar el humo de los sectores públicos, pero esto parece difícil si se tiene en cuenta que hasta el mismo propio intendente tiene el vicio de fumar y dentro de las arcas municipales, son varios los que también tienen este vicio particular.

1 comentario:

Julio César Fernández dijo...

Tendría también que haber educación sobre los vicios. Alguna mteria que se llama conciencia social o algo así que te provoque involucrarte más.
En cuanto a las leyes sobre lugares libres de humo me parece bien.
Mi blog:
http://www.debatepopular.blogspot.com